Microsoft planea instalar datacenters bajo el agua.

Microsoft presentó Proyecto Natick, una iniciativa de investigación dirigida a desarrollar centros de datos bajo el agua que se podrían construir cerca de las ciudades costeras.

El proyecto no está todavía lo suficientemente maduro, pero Microsoft construyó piloto el año pasado.
Apodado “Leona Philpott” – (de un personaje de la serie de videojuegos de Halo) – se desplegó 30 pies bajo el agua frente a la costa de California en Agosto y se puso a prueba hasta Diciembre, cuando fue devuelto al campus de Microsoft en Redmond, Washington.

Proyecto Natick es la prueba para determinar la viabilidad de los futuros centros de datos bajo el agua, lo que eventualmente podrían funcionar durante 20 años o más sin personal de apoyo en el lugar.

Las raíces del proyecto se remontan en el 2013, cuando un empleado de Microsoft Sean James presentó un documento proponiendo el concepto. James, quien trabajo en submarinos de la Armada de EE.UU., destacó los beneficios de colocar equipos bajo el agua, incluso un completo centro de datos.

Cloud Computing Submarino

Los datacenters son un componente clave para la computación en nube, un concepto que evoca imágenes del cielo. Sin embargo, Natick pone de relieve los beneficios que podría traer estar bajo el agua.

Esas instalaciones podrían ser alimentados por fuentes de energía renovables, incluyendo las olas y la energía mareomotriz, señaló Microsoft.

Al igual que con las instalaciones subterráneas, datacenters bajo el agua podrían ser más sencillos de enfriar, haciéndolos también más baratos de operar.

“La temperatura ambiente alrededor de estos centros de datos es mucho menor por debajo de la superficie del océano que en tierra, por lo que el coste del aire acondicionado para enfriarlos es prácticamente nula”, dijo Frederick Lane, un consultor de la industria de las tecnologías emergentes.

“El agua es un medio de enfriamiento mucho más eficiente que el aire,” señaló Charles King, analista principal de Pund-IT.

Valor Agregado – Seguridad y Fiabilidad

Si bien no hay un centro de datos que este completamente a salvo de los ataques cibernéticos – sobre todo porque el punto de dicha estructura es garantizar la conectividad con el mundo exterior – un centro de datos bajo el agua podría tener beneficios de seguridad y fiabilidad.

“Podría decirse que almacenar servidores bajo el agua reduciría las amenazas del terrorismo u otros ataques físicos,” Carril TechNewsWorld.

Un beneficio adicional es estar fuera de la luz solar directa.

“El agua es una excelente protección para los rayos cósmicos, la cual puede causar daños a la memoria de los ordenador y afecta la precisión de los sistemas”, dijo Rob Enderle, analista principal de Enderle Group.

“La colocación de un datacenter bajo el agua debe resultar en una mayor fiabilidad y precisión”, dijo a TechNewsWorld.
“Particularmente, a medida que avanzamos a la inteligencia artificial, este blindaje de agua podría reducir enormemente el riesgo de fallo por catastrofes naturales”.

Datacenters y la población

“Resulta que una parte muy significativa de la población mundial – el 50 por ciento o menos – vive cerca de un océano”, dijo Lane. “Este punto da a Microsoft la capacidad de poner grandes cantidades de datos más cerca de las personas que realmente lo utilizan, lo que mejora el tiempo de respuesta.”

También podría reducir el costo de los materiales de construcción y reducir el tiempo de construcción.

“Sumergir, centros de datos independientes portátiles también reduce o elimina la necesidad de comprar el terreno y el desarrollo de la infraestructura necesaria para soportar instalaciones en tierra”, dijo Enderle.

“Estos serian contenedores para servidores relativamente pequeños, que pueden ser fabricados y distribuidos en tres o cuatro meses”, dijo Lane. “Es un modelo que le da a Microsoft mucha más flexibilidad.”

Mientras Facebook y Google intentan poner datacenters en lugares muy fríos como el norte de Noruega, para reducir el costo de la energía para mantener los servidores fríos Microsoft investiga un método alternativo mucho más moderno, sin embargo la regulación de la temperatura bajo el agua es obviamente un factor crítico, así como también el acceso físico a la infraestructura, ya que muchos especialistas de IT tendrían que bucear para reemplazar un servidor físico, por ejemplo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *